Educar emociones desde el nido

Recientemente leí un artículo en prensa: “La inteligencia que necesitamos“. En él se explicaba que educar la razón pasa por educar las emociones, y que una relación inteligente entre ambas es decisiva para afrontar la vida profesional y personal. Esa es la conclusión a la que llega la neurociencia con sus investigaciones. Ser emocionalmente inteligentes pasa por identificar las emociones y saber gestionarlas, y para ello es necesaria la educación emocional.

Educación emocional piruletas

Quien mejor que Don Rafael Bisquerra para hablar de educación emocional. Rafael es Catedrático de la Universidad de Barcelona, y llama la atención de él su sonrisa y su mirada, cercanas y dóciles. La Educación Emocional es una de sus áreas de especialización docente, y recientemente tuve la ocasión de recibir de él un curso en dicha materia. El encuentro tuvo lugar en la escuela Nido de Alicante, una escuela infantil de 0 a 6 años especializada en dicho ámbito, que acogió durante varios días a profesionales (de la formación, la enseñanza, el Coaching y la psicología) y a padres interesados.

Educación emocional dulces

Y es que la educación emocional debe empezar en la primera infancia, en el entorno familiar o nido. Pero no todos los padres saben identificar sus emociones (ni las de sus hijos), comprender su utilidad y función, canalizarlas o manejarlas inteligentemente. Por eso cada vez más escuelas se suman a programas de educación emocional, para el desarrollo de la inteligencia emocional. Con ello garantizamos una nueva generación de padres que sí puede ser capaz de educar emocionalmente a sus hijos.

Ley Orgánica de Educación (LOE)

El que cada vez más centros se sumen a la implantación de programas de Educación/Inteligencia Emocional contribuye a que cumplamos con la ley. En España, según la LOE:

Las Administraciones educativas dispondrán los medios necesarios para que todo el alumnado alcance el máximo desarrollo personal, intelectual, social y emocional…” (Artículo 71, Ley Orgánica 2/2006 de Educación, del 3 de mayo; publicado el 4 de mayo en el BOE).

¿Sorprendidos? En el preámbulo de la ley se habla de desarrollar la máxima capacidad emocional, intelectual, social, cultural, etc. ¿España vela por el máximo desarrollo emocional de su población? Tal vez encontremos la respuesta en las noticias diarias.

Crisis de valores

Os dejo este vídeo en el que Rafael Bisquerra critica la deficiencia en Educación Emocional, y a las empresas carentes de responsabilidad social. Piensa que “la actual crisis económica es en el fondo una crisis de valores” y nos explica los niveles del bienestar, que pasa no sólo por el bienestar material, sino también por la salud física y mental; el bienestar social, familiar y político; y la capacidad de interiorizar las emociones positivas.

María Hernández Bascuñana
www.bascuñana.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s